La fatiga muscular es uno de los enemigos silenciosos y de los más frustrantes para quienes realizamos deporte. En CRYOmx queremos tratar el tema con detenimiento y proponerte soluciones rápidas y efectivas.

Una de las peores sensaciones a las que se enfrenta quien realiza deporte es a la sensación de fatiga. Nos referimos a ese momento en que sentimos que la fuerza nos abandona, sensación de agotamiento extremo que nos obliga incluso a desistir de la práctica deportiva y nos aleja de nuestros objetivos. Supone la pérdida total o parcial de nuestra capacidad física.

El origen de esta afección es multifactorial. Podemos dividirla en dos tipos: La fatiga neuromuscular o periférica y la central. La más conocida de ellas es la segunda y vamos a ver algunas de sus causas:

  • Mala alimentación.
  • Esfuerzos intensos sin la adecuada recuperación.
  • Falta de sueño y días de descanso.
  • Aumento excesivo de la intensidad de trabajo muscular no gradual.
  • Estancamiento en los entrenamientos.
  • Funcionamiento anormal de la tiroides.
  • Esfuerzo físico por encima de nuestras posibilidades.
  • Consumo abusivo de tabaco alcohol o drogas.
  • Exceso de presión psicológica.

Ahora enumeremos los síntomas de quienes presentan fatiga:

  • Alteración de la presión arterial.
  • Respiración irregular o acelerada.
  • Aumento del ritmo cardiaco.
  • Falta de coordinación.
  • Dolor generalizado y sin explicación aparente.
  • Ansiedad.
  • Alteración de la función locomotora.
  • Agotamiento extremo. Repentino o permanente.

COMO CURAR LA FATIGA MUSCULAR

Para saber cómo curar la fatiga muscular debemos atender a las tres principales causas de la misma: Disminución de la función neuromuscular, cuestiones metabólicas y el desequilibrio en la alimentación.

Por ello es recomendable que atendamos los siguientes campos para combatir la fatiga:

1- Correcta alimentación: en ella debemos incluir hidratos de carbono en la medida adecuada a la exigencia de nuestro ejercicio físico e incluir proteínas complejas tan necesarias para la regeneración de fibras musculares.

2- Aminoácidos esenciales: si estamos entrenando de forma intensa es posible que con una dieta sana y equilibrada no estemos reponiendo lo suficiente el desgaste de aminoácidos esenciales. Por eso se recomienda consumir un extra mediante suplementos. Esto nos va a ayudar a mantener saludable el tejido muscular.

3- Buena hidratación: La hidratación es fundamental en cualquier dieta, pero si estamos sometidos a una actividad física de desgaste es fundamental que hidratemos el cuerpo con mayor frecuencia. No solo para reponer el agua que perdemos por el sudor, sino para ayudarnos a drenar las toxinas, a deshacer al ácido láctico en el músculo y así reducir el dolor.

4- Dormir: aquí tenemos que especificar que no solo se trata de dormir un determinado número de horas, sino de que estas sean las suficientes y de verdadero descanso. Debemos procurar que nuestro sueño sea reparador. De este modo reestableceremos el sistema nervioso central.

5- Calentar y estirar: estas dos prácticas no pueden ser un mero trámite si quieres tomarte en serio el deporte. Lo hemos escuchado mil veces y aun así casi nunca le dedicamos el tiempo suficiente a la contracción y relajación muscular previos. Deberíamos ser conscientes de la importancia de estirar y calentar sin prisas y de sus muchos beneficios para la salud de nuestros músculos. Entre otras muchas cosas, si les dedicamos el tiempo adecuado a estas dos prácticas evitaremos la acumulación de ácido láctico excesiva y evitaremos el cansancio físico súbito.

TRATAMIENTO PARA LA FATIGA MUSCULAR

Aunque se habla mucho de esta afección de una manera preventiva, lo cierto es que existen tratamientos para la fatiga muscular y son muy efectivos. Y es que muchas veces, cuando escuchamos hablar de ella, ya la padecemos y no queda otra opción que trabajar en la solución más que en la prevención.

Según un estudio de la Universidad de Deusto en su unidad de fisioterapia y biomecánica, se recomiendan los siguientes tratamientos para combatir la fatiga muscular:

1- Masajes: es la técnica más usada en las terapias físicas. Con ella vamos a trabajar los músculos cansados, combatir el ácido láctico y prevenir lesiones. Nos puede ayudar mucho, además, para la cuestión psicológica.

2- Medias de compresión y presoterapia: con estas prendas vamos a favorecer la eliminación de toxinas mediante un masaje linfático y con ello favorecemos el adecuado estado de nuestros músculos. Las medias de compresión reducen el dolor muscular y dan mayor agilidad.

3- El poder del Frío: para muchas cuestiones musculares es muy conocido el beneficio de las terapia termogénicas. El binomio calor/frío es definitivamente un gran aliado. Sin embargo, el frío intenso aplicado en breves periodos de tiempo tiene, definitivamente, muchísimos beneficios: regeneración muscular, es un antiinflamatorio potente, eleva las defensas y elimina toxinas con mucha intensidad además de convertir tus horas de sueño en un verdadero ejercicio de placer reparador.

Por ello, de manera preventiva muchos deportistas de élite de todo el mundo están utilizando la crioterapia en cabina. Cada vez se conocen más beneficios de esta terapia y cada vez más estudios avalan su uso. “Centers for disease control and prevention” (USA) contempla esta técnica desde hace tiempo para la prevención de lesiones y recuperación de las mismas.

4- Incrementar los nutrientes en la dieta: cuando entrenamos es muy importante incluir en nuestra alimentación: hidratos de carbono de alto índice glucémico, potasio, alimentos ricos en vitamina C como cítricos y perejil (que además es rico en ácido fólico y betacarotenos).

Si quieres prevenir o tratar la fatiga muscular en CRYOmx podemos ayudarte con nuestras sesiones de crioterapia y presoterapia. La combinación perfecta. No dudes, llama y agenda tu cita con nosotros.

TRATAMIENTOS DE CRIOTERAPIA

NOVEDADES SOBRE LA CRIOTERAPIA Y PRESOTERAPIA

Sigue a CRYOmx en RRSS

AGENDA AHORA TU CITA

OTROS TRATAMIENTOS DE CRYOmx

CENTROS DE CRIOTERAPIA EN MÉXICO

  • TELÉFONO

    (55) 7822 9098

  • DÓNDE ESTAMOS

    Manzanillo #100 interior 101, Roma Sur