A continuación vamos a explicar los cuidados del sistema muscular. Esencialmente nos centraremos en alimentación, ejercicio, postura y la visión de conjunto.

¿Que es el sistema muscular?

En los seres humanos, el sistema muscular es el conjunto de músculos que pueden ser controlados de forma voluntaria por el individuo. Su función principal es facilitarnos el movimiento. Por eso es tan importante que conozcamos los cuidados para el sistema muscular.

El sistema muscular envuelve el sistema óseo (huesos) y se controla por medio del sistema nervioso.

Junto a la piel es la primera barrera que protege nuestro organismo del exterior.

Preservar las funciones del sistema muscular y garantizar su buen estado mediante buenos hábitos es algo que podemos hacer todos.

Son muchos los motivos que nos invitan a cuidar cada vez más nuestros músculos. De hecho existen estudios sobre la calidad de vida entre la gente mayor y los cuidados musculares que realizaron durante toda su vida.

¿Sabías que una musculatura sana puede ayudarte a reducir el post operatorio de muchas fracturas?

No es solo el caso de la rodilla, que la protegen una decena de músculos. Sino también de partes más sensibles como la cadera o espalda. Es una buena manera de prevenir la aparición de lesiones deportivas si eres una persona aficionada a practicar algún deporte.

Mantener peso cuidado sistema muscular

Alimentación

Es fundamental mantener una dieta equilibrada. La dieta Para mantener al sistema muscular correctamente incluye:

Las dosis justas de glucosa, que es la fuente principal de energía para los músculos.
Evitar excesos en el consumo de grasas. Por que no se metabolizan completamente y nos producen el sobrepeso.
Quienes realizan sesiones de ejercicios físicos prolongados, necesitan una ingesta de vitaminas, azúcares y minerales mayor.

Ejercicio

Para mantener el sistema muscular en óptimas condiciones requerimos de una rutinas de ejercicio físico que nos permita ir adquiriendo elasticidad y contractilidad.

Esto lo conseguimos mezclando en justas dosis ejercicio aeróbico con aquellos que nos permiten aumentar la fuerza.

Ejercicios aeróbicos

El mayor beneficio del ejercicio aeróbico para el sistema muscular es la quema de grasas y calorías sobrantes. Las grasas no se metabolizan completamente produciendo un aumento de peso indeseado que podemos combatir mediante este tipo de ejercicio.

Lo ideal sería dedicar media hora diaria al ejercicio aeróbico. Esto puede incluir: caminar a paso ligero, correr, nadar.

Ejercicio cuidado sistema muscular

Ejercicio de resistencia

Los ejercicios de resistencia hacen que los músculos trabajen desarrollándose aumentando la fuerza y también su volumen. Esto es doblemente beneficioso.

Cuando realizamos ejercicios de resistencia requerimos una dieta equilibrada con dosis de proteínas suficientes. De esta manera no quemaremos las de nuestros propios músculos ni perderemos fuerza.

También es importante que cuidemos los estiramientos previos y posteriores a la realización del ejercicio. Los estiramientos son importantes para que adquiramos volumen adquiriendo elasticidad también.

La práctica deportiva siempre debe ser equilibrada, con dosis justas de descanso que permita a nuestro cuerpo recuperarse.

A quienes realizan ejercicio de forma muy intensa, se les recomienda siempre dejar un día de la semana al descanso y recuperación muscular.

Cuidar postura proteger sistema muscularCuidar la postura

Entre los cuidados del sistema muscular siempre hay que mencionar la postura.

De hecho, las malas posturas o gestos son los culpables del 80% de las lesiones musculares. Esto tanto entre deportistas como entre gente aficionada al deporte.

Pero no se trata solo de algo que deban cuidar quienes hacen deporte. Es importante para todo el mundo. El simple hecho de sentarse de forma incorrecta puede causar problemas musculares en la espalda.

Cuidar la postura es algo realmente sencillo. Es suficiente con ganar en conciencia en cada uno de los movimientos que realizamos. Debemos procurar que sean siempre lo más naturales posible. También cuidemos la simetría, sobre todo a la hora de caminar.

Las malas posturas adquiridas son habituales. Por eso también podemos pedir ayuda a la gente que nos rodea. Así cuando nos vean caminar mal o sentados encorvados nos ayudarán a modificar los malos hábitos.

Mantener un peso normal

Aunque ya hemos mencionado anteriormente que es esencial una alimentación saludable se recomienda de manera enfática mantenerse en un peso normal.

Esto nos permite conservar la elasticidad y contractilidad resistiendo mejor el paso del tiempo y las consecuencias del envejecimiento. Además la práctica de muchos movimientos es más riesgosa cuando padecemos de sobrepeso.

Existen terapia que pueden ayudarte mucho a mantener cuidado el sistema muscular.

La crioterapia es la más revolucionaria y efectiva de todas. La cabina de crioterapia ayuda a la recuperación y desinflamación y también a todo el sistema nervioso central. Por eso ahora está tan de moda entre los deportistas de élite y celebrities.

Esta técnica también se utiliza de manera focalizada para cuestiones más concretas a cuidar, como los desgarros, contracturas etc.

Otra técnica que puede ayudarnos es la presoterapia. Además de mejorar el sistema linfático, lo que pocos saben es que relaja los músculos de manera espectacular.

Ambas técnicas las puedes encontrar ahora en un centro wellness como CRYOmx. Anímate, es rápido y eficaz. Marca y pide informes…

Lesiones deportivas más comunes

La práctica deportiva a cualquier nivel ocasiona riesgo de lesiones. Basta con trotar en la cinta y un mal gesto puede ocasionar una lesión.Aunque existen lesiones deportivas más comunes que veremos a lo largo del texto. Es importante ser conscientes de que no es un riesgo que solo corramos al practicar deportes de contacto como el fútbol.

Las lesiones deportivas son aquellas que ocurren durante la práctica del ejercicio físico. No importa si es un ejercicio competitivo ni el nivel al que lo realicemos. Algunas de estas lesiones se deben a cuestiones accidentales otras a la sobrecarga y muchas otras a la mala práctica de la técnica del deporte en cuestión o el inadecuado uso del equipo.

También es muy frecuente lesionarse cuando realizamos un ejercicio por encima de nuestra condición física, cuando no estiramos o calentamos. Podemos observas las siguientes causas de lesiones:

  • Caídas o golpes. 
  • Falta de condición física y entrenamiento. 
  • Exigir el máximo cuando el cuerpo está frío. 
  • Técnica incorrecta de un deporte. 
  • Sobrecarga por exceso de entrenamiento continuado. 
  • Esfuerzo muy superior al de nuestra capacidad.
  • Alimentación inapropiada. 
  • No utilizar el material adecuado para la práctica deportiva en concreto. 

Cómo prevenir las lesiones deportivas

1. Calienta primero: realizar ejercicios de calentamiento es fundamental antes del deporte o hacer ejercicio.

El calentamiento o estirar sirve para tener mayor flujo de sangre, oxigenar los músculos y una mayor flexibilidad. La falta de flexibilidad es causa de muchas lesiones. Además lograrás una mayor concentración. Se recomienda ejercitar los grupos musculares que se van a utilizar en el ejercicio pero en una intensidad baja y media.

Al terminar el ejercicio de intensidad alta también también se recomienda realizar movimientos de intensidad más baja para acompañar el enfriamiento del cuerpo. Nunca dejar de hacer ejercicio drásticamente. Podemos estirar al final también.

2. Utiliza el equipo correcto.
Hay lesiones que van muy ligadas al equipamiento incorrecto. Es el caso de los deportes donde se requiere casco, rodillera etc. Muchas veces esta equipación nos ayuda a prevenir impactos o incluso malos gestos. Aunque en estos casos suele ser obvio, en otro no tanto.

Pero es importante saber que existen lesiones deportivas que se producen por utilizar calzado inapropiado. Existen calados específicos para casi todos los deportes. Tanto si haces deportes de impacto para los tobillos, distancias largas, spartan, en campo o en pista. Si tu calzado no es apropiado a tu tipo de pié también puede causar lesiones.

Tenemos que distinguir entre pisada pronadora o supinadora. No tenerlo en cuenta puede la causa de esguinces de tobillo y otros problemas en rodilla y tobillo. Crioterapia tratamiento lesiones deportivas

3. Cuida la técnica
Procura aprender la técnica correcta cuando comienzas a practicar un nuevo deporte. No hacerlo es lesión segura. Compensa dedicar más tiempo al principio para interiorizar movimientos correctos, posturas etc.

Existen lesiones muy específicas por mala técnica. Es el ejemplo del codo de tenista, en el caso de tenistas. Tendón de aquiles en caso de corredores. Recuerda que la mala técnica es la causante de muchas lesiones crónicas.

Si ya tienes un técnica mal aprendida se recomienda realizar sesiones de entrenamiento de movimientos repetitivos lentos y muy conscientes. La intención es interiorizar la nueva técnica.

4. No excedas tu límite.
Practicar deporte debe ser un placer siempre. Pero es muy fácil sentirnos sobrepasados por la pasión y competitividad. Cuidado. Toda actividad física debe ser acorde con nuestro estado de forma. De este modo prevenimos muchas lesiones. Unos segundo de satisfacción no deben causarnos lamentaciones futuras.

Lo recomendable es ir alcanzando metas. Progresivamente iremos mejorando nuestros tiempos, aumentando el peso o la resistencia. No podemos pretender emular a nuestros ídolos deportivos sin su preparación y dedicación.

Tipos de lesiones deportivas más frecuentes

Las lesiones deportivas más comunes son las siguientes:

  • Esguinces y torceduras: Especialmente en ligamentos de las pierna, rodillas, tobillo codo, muñeca.
  • Desgarros de músculos y tendones. Usualmente por el sobre esfuerzo y mala postura.
  • Probelmas en la rodilla.
  • Hinchazón.
  • Fracturas. Más común en los deportes de impacto.
  • Dislocaciones. Son más comunes por la mala técnica.

Tratamiento para las lesiones deportivas habituales

Recuperación lesiones deportivas CRYOmxSiempre se recomienda parar la práctica deportiva ante los primeros indicios de que algo no anda bien. Los profesionales que tratan estas dolencias son los fisioterapeutas y traumatólogos.

La medicina aconseja históricamente: reposo, hielo, compresión y elevación. El reposo para dejar que nuestro cuerpo se componga y regenera. El hielo porque es muy conodido el podr analgésigo del frío y actua como anti inflamatorio. La elevación para favorecer el flujo sanguíneo en el área lesionada.

Por esto mismo se ha puesto muy de moda entre los deportistas de élite, la crioterapia con nitrógeno líquido. Gracias a este gas inerte conseguimos enfriar la superficie del cuerpo de forma rápida. De este modo conseguimos superar los puntos de dolor de una forma casi instantánea además de favorecer su recuperación.

La crioterapia incrementa el flujo sanguíneo de manera que nos ayuda a desinflamar de forma rápida. Las más conocida es la crioterapia en cabina. Donde introducimos todo el cuerpo a excepción de la cabeza y los hombros. De esta manera la espina dorsal se expone al frío y los beneficios llegan a todo el cuerpo.

Para lesiones más localizadas y graves se puede acudir a la crioterapia localizada. El trabajo es más específico.

No es casualidad que muchos clubes deportivos de primera división, de la NBA, o deportistas de la ATP la utilicen frecuentemente. Buscan conseguir beneficios reales y profundos en tiempo record.

En CRYOMX ponemos esta tecnología a tu alcance. Si tienes una lesión a lo mejor es el momento de que la pruebes y te dejes consentir y sorprender.

La fatiga muscular es uno de los enemigos silenciosos y de los más frustrantes para quienes realizamos deporte. En CRYOmx queremos tratar el tema con detenimiento y proponerte soluciones rápidas y efectivas.

Una de las peores sensaciones a las que se enfrenta quien realiza deporte es a la sensación de fatiga. Nos referimos a ese momento en que sentimos que la fuerza nos abandona, sensación de agotamiento extremo que nos obliga incluso a desistir de la práctica deportiva y nos aleja de nuestros objetivos. Supone la pérdida total o parcial de nuestra capacidad física.

El origen de esta afección es multifactorial. Podemos dividirla en dos tipos: La fatiga neuromuscular o periférica y la central. La más conocida de ellas es la segunda y vamos a ver algunas de sus causas:

  • Mala alimentación.
  • Esfuerzos intensos sin la adecuada recuperación.
  • Falta de sueño y días de descanso.
  • Aumento excesivo de la intensidad de trabajo muscular no gradual.
  • Estancamiento en los entrenamientos.
  • Funcionamiento anormal de la tiroides.
  • Esfuerzo físico por encima de nuestras posibilidades.
  • Consumo abusivo de tabaco alcohol o drogas.
  • Exceso de presión psicológica.

Ahora enumeremos los síntomas de quienes presentan fatiga:

  • Alteración de la presión arterial.
  • Respiración irregular o acelerada.
  • Aumento del ritmo cardiaco.
  • Falta de coordinación.
  • Dolor generalizado y sin explicación aparente.
  • Ansiedad.
  • Alteración de la función locomotora.
  • Agotamiento extremo. Repentino o permanente.

COMO CURAR LA FATIGA MUSCULAR

Para saber cómo curar la fatiga muscular debemos atender a las tres principales causas de la misma: Disminución de la función neuromuscular, cuestiones metabólicas y el desequilibrio en la alimentación.

Por ello es recomendable que atendamos los siguientes campos para combatir la fatiga:

1- Correcta alimentación: en ella debemos incluir hidratos de carbono en la medida adecuada a la exigencia de nuestro ejercicio físico e incluir proteínas complejas tan necesarias para la regeneración de fibras musculares.

2- Aminoácidos esenciales: si estamos entrenando de forma intensa es posible que con una dieta sana y equilibrada no estemos reponiendo lo suficiente el desgaste de aminoácidos esenciales. Por eso se recomienda consumir un extra mediante suplementos. Esto nos va a ayudar a mantener saludable el tejido muscular.

3- Buena hidratación: La hidratación es fundamental en cualquier dieta, pero si estamos sometidos a una actividad física de desgaste es fundamental que hidratemos el cuerpo con mayor frecuencia. No solo para reponer el agua que perdemos por el sudor, sino para ayudarnos a drenar las toxinas, a deshacer al ácido láctico en el músculo y así reducir el dolor.

4- Dormir: aquí tenemos que especificar que no solo se trata de dormir un determinado número de horas, sino de que estas sean las suficientes y de verdadero descanso. Debemos procurar que nuestro sueño sea reparador. De este modo reestableceremos el sistema nervioso central.

5- Calentar y estirar: estas dos prácticas no pueden ser un mero trámite si quieres tomarte en serio el deporte. Lo hemos escuchado mil veces y aun así casi nunca le dedicamos el tiempo suficiente a la contracción y relajación muscular previos. Deberíamos ser conscientes de la importancia de estirar y calentar sin prisas y de sus muchos beneficios para la salud de nuestros músculos. Entre otras muchas cosas, si les dedicamos el tiempo adecuado a estas dos prácticas evitaremos la acumulación de ácido láctico excesiva y evitaremos el cansancio físico súbito.

TRATAMIENTO PARA LA FATIGA MUSCULAR

Aunque se habla mucho de esta afección de una manera preventiva, lo cierto es que existen tratamientos para la fatiga muscular y son muy efectivos. Y es que muchas veces, cuando escuchamos hablar de ella, ya la padecemos y no queda otra opción que trabajar en la solución más que en la prevención.

Según un estudio de la Universidad de Deusto en su unidad de fisioterapia y biomecánica, se recomiendan los siguientes tratamientos para combatir la fatiga muscular:

1- Masajes: es la técnica más usada en las terapias físicas. Con ella vamos a trabajar los músculos cansados, combatir el ácido láctico y prevenir lesiones. Nos puede ayudar mucho, además, para la cuestión psicológica.

2- Medias de compresión y presoterapia: con estas prendas vamos a favorecer la eliminación de toxinas mediante un masaje linfático y con ello favorecemos el adecuado estado de nuestros músculos. Las medias de compresión reducen el dolor muscular y dan mayor agilidad.

3- El poder del Frío: para muchas cuestiones musculares es muy conocido el beneficio de las terapia termogénicas. El binomio calor/frío es definitivamente un gran aliado. Sin embargo, el frío intenso aplicado en breves periodos de tiempo tiene, definitivamente, muchísimos beneficios: regeneración muscular, es un antiinflamatorio potente, eleva las defensas y elimina toxinas con mucha intensidad además de convertir tus horas de sueño en un verdadero ejercicio de placer reparador.

Por ello, de manera preventiva muchos deportistas de élite de todo el mundo están utilizando la crioterapia en cabina. Cada vez se conocen más beneficios de esta terapia y cada vez más estudios avalan su uso. “Centers for disease control and prevention” (USA) contempla esta técnica desde hace tiempo para la prevención de lesiones y recuperación de las mismas.

4- Incrementar los nutrientes en la dieta: cuando entrenamos es muy importante incluir en nuestra alimentación: hidratos de carbono de alto índice glucémico, potasio, alimentos ricos en vitamina C como cítricos y perejil (que además es rico en ácido fólico y betacarotenos).

Si quieres prevenir o tratar la fatiga muscular en CRYOmx podemos ayudarte con nuestras sesiones de crioterapia y presoterapia. La combinación perfecta. No dudes, llama y agenda tu cita con nosotros.

TRATAMIENTOS DE CRIOTERAPIA

NOVEDADES SOBRE LA CRIOTERAPIA Y PRESOTERAPIA

Sigue a CRYOmx en RRSS

AGENDA AHORA TU CITA

This contact form is deactivated because you refused to accept Google reCaptcha service which is necessary to validate any messages sent by the form.

OTROS TRATAMIENTOS DE CRYOmx

CENTROS DE CRIOTERAPIA EN MÉXICO

  • TELÉFONO

    (55) 7822 9098

  • DÓNDE ESTAMOS

    Manzanillo #100 interior 101, Roma Sur